Turismo en Bicicleta

Viajar sobre dos ruedas es el sueño de muchos amantes de la bicicleta. Y, aunque no todos tenemos los mismos gustos ni el mismo tiempo para poder dedicárselo a nuestra pasión,  existen tantísimas alternativas que seguro que encuentras un plan que se adapte a lo que buscas. 

El turismo en bicicleta se puede afrontar desde un punto de vista de superación personal sumando kilómetros, estableciendo marcas, probando nuestra bicicleta o de un modo más relajado, viviendo la experiencia, sintiendo cada pedalada y dejándose llevar por lo que nos tenga preparado el destino.  

Pero de lo que no cabe duda, es de que la bicicleta nos da una independencia y una libertad de movimiento muchísimo mayor que cualquier otro medio de transporte, permitiéndonos conocer ciudades o recorrer países de una forma totalmente distinta, brindándonos la oportunidad de conocer la esencia de cada destino. 

Hay posibilidades tanto para ciclistas viajeros que disfruten de la aventura  en solitario, como para aquellos que viajan en familia y se alojan en estupendos alojamientos de los que solo salen para realizar una ruta y luego vuelven para relajarse y disfrutar de los servicios que ofrezca el establecimiento hostelero.  También existe la posibilidad de apuntarse a algún grupo que realizar un trayecto que sea de tu interés e ir acompañado o no de un guía. Las alternativas son infinitas y se adaptan a todos los bolsillos. 

Rutas por Ciudades en Bicicleta

Recorrer una ciudad y sus alrededores en bicicleta te hará descubrir paisajes inéditos y disfrutar de grandes sorpresas.

Encima de tu bicicleta serás consciente de la heterogeneidad, tanto social como paisajística, de los distintos barrios y si te gusta la arquitectura, hacer turismo de ciudad en bicicleta te gustará especialmente, ya que la perspectiva desde que la que miras es completamente distinta. Además, tú eres el dueño de tu propio tiempo y decides a qué ritmo la visitas y cuándo y dónde paras para disfrutar de lo que estás viendo. 

A golpe de pedalada recorrerás calles que te cuentan la historia de la localidad: sus iglesias, sus estaciones de tren, sus casas señoriales, sus mercados, sus paradas de metro, sus parques, sus ríos, el mar… todos ellos tienen muchas cosas que explicarte de la ciudad que estás conociendo. 

Las posibilidades son infinitas y, sin lugar a dudas, una opción ideal para disfrutar de entornos inolvidables bien en España o en el resto del mundo.

Hoteles BikeFriendly

Muchas veces cuando nos planteamos hacer turismo en bicicleta nos asaltan dudas sobre dónde dejar la bici cuando llegamos al hotel o dónde poder darle un buen lavado y quitarle todo el barro acumulado durante el trayecto. Esto hoy en día ya no es un problema.

Existe un buen número de hoteles, cada vez más, considerados amigos de las bicicletas o “bikefriendly” que tienen en cuenta todo lo que un ciclista o viajero en bicicleta puede necesitar al finalizar una jornada de pedaleo, siendo lo fundamental: un lugar donde poder limpiar al bicicleta; una zona de taller con herramientas y recambios y un guardabicis donde dejar tranquilamente descansar a nuestra compañera de viaje.  

Además, estos hoteles suelen disponer de información detallada de las rutas que puedes realizar desde sus alojamientos y, en el mejor de los casos, existen redes de varios hoteles que te permiten encadenar varias etapas y, de este modo, facilitarte el viaje, ya que se encargan incluso de llevarte el equipaje de un alojamiento a otro. ¿No te están dando ganas de programar tus próximas vacaciones y reservar en alguno de estos hoteles bikefriendly?

Campings con Rutas para Bicicletas

En los últimos años está creciendo exponencialmente el número de familias que deciden pasar sus vacaciones en campings. A los tradicionales campistas que pasaban sus vacaciones en estos establecimientos adecuados para ir con sus caravanas, se han unido las de familias con hijos que han optado por disfrutar de sus días de descanso en los campings resorts que además de la zona parcelas han incluido exclusivos bungalows entre sus propuestas de alojamiento. El turismo en bicicleta no se ha quedado al margen y son muchos los campings que entre sus servicios han tenido especialmente en cuenta las necesidades de los amantes de la bicicleta.

Así son numerosos los campings que ofrecen la posibilidad de alquilar una bicicleta y que ponen a disposición de sus huéspedes información sobre las rutas que pueden hacer por los alrededores. 

Hay campings tanto de interior como en primera línea de playa por los que los amantes de las dos ruedas podrán recorrer todo tipo de itinerarios y dejarse deleitar por la magia de la naturaleza. 

Cicloturismo

Si eres más de largas distancias,  el cicloturismo puede ser la mejor alternativa para ti. El cicloturismo puede ser también de un día, pero lo más frecuente es que opten por esta versión los amantes de cargar las alforjas, acoplarlas a su bici y afrontar entre 50 y 150 kilómetros cada jornada. 

Esta clase de turismo  en bicicleta te dará la posibilidad de no sólo de conocer ciudades si no de disfrutar al máximo de la naturaleza: descubrir grandes moles de roca, pedalear por valles angostos, recorrer infinidad de vías verdes y atravesar kilómetros de bosques…  siempre eligiendo las paradas de descanso para disfrutar de la cultura y la gastronomía de la zona. 

Como siempre existe la oportunidad de que afrontes la aventura en solitario, en familia, con amigos  o que te pongas en contacto con alguna agencia de las que organiza salidas en grupo, con o sin guía.  Además, tendrás la posibilidad de contar con un coche de apoyo, el cual puede transportar el equipaje así como herramientas y repuestos que te saquen de un apuro en caso de avería.

El tipo de viaje lo eliges tú. Puedes optar por parar a descansar o comer en alojamientos totalmente adaptados a las necesidades de un ciclista o, por el contrario, puedes hacer una recorrido de supervivencia en el que tú mismo cargarás con todo lo necesario tanto para acampar como para preparar la comida. 

Antes de comenzar el viaje es recomendable leer sobre el destino, preparar un mapa con los recorridos que deseas realizar y, en caso de viajar al extranjero, conocer los requisitos burocráticos (visados, vacunas, etc.) para que a tu llegada al país sólo tengas que preocuparte de disfrutar subido a tu bicicleta.

Bikepacking o Cicloturismo de Montaña

La naturaleza está de moda y si hablamos de disfrutar de la bicicleta en plena naturaleza suena a música celestial en los oídos de los amantes de las dos ruedas.  

El bikepacking es una forma de viajar en bici ligero de equipaje. Para ello, las alforjas quedan desterradas y tanto el equipaje como la tienda de campaña se organizan en bolsas que se ajuntan fácilmente a la propia estructura de la bici (manillar, cuadro, sillín, etc.). 

Esta modalidad de viaje en bicicleta persigue recorrer rutas naturales de varios días por terrenos montañosos y hacernos vivir sensaciones primitivas, las cuales son difíciles de obtener en otro tipo de entornos más concurridos. Los recorridos suelen ser exigentes, y en algunos casos será necesario bajar de nuestra cabalgadura para realizar tramos caminando por senderos o incluso a bordo de una piragua. Sin duda, una experiencia más que recomendable para aquellos que buscan adrenalina. 

El bikepacking está enganchando cada día a más aficionados de las bicicletas y las marcas lo saben. Por ello, están sacando al mercado todo tipo de accesorios que facilitan este tipo de cicloturismo de montaña y van hacer que el bikepacking no sea una moda fugaz si no que haya llegado para quedarse.