Mantenimiento

Es muy recomendable tener unos conocimientos básicos a la hora de seguir un mantenimiento de nuestra bicicleta. Normalmente deberemos realizar un mantenimiento básico mensual , y dependiendo del uso, otros más complejos cada tres o cuatro meses que normalmente deberemos realizar en nuestra tienda de bicicletas de confianza. A continuación os indicaremos cuales son los cuidados básicos que debemos realizar:

Limpieza general de la bicicleta

Usaremos un paño húmedo para realizar una limpieza general de toda la bicicleta y quitar cualquier suciedad que tenga. Para facilitar esta labor podemos usar algún jabón o producto de limpieza que nos permita quitar toda la suciedad y grasa que pueda tener el cuadro y resto de elementos.

Cadena

La cadena es el elemento que más suciedad tiene y que debemos limpiar con más asiduidad. Lo primero que debemos hacer es limpiarla con algún producto desengrasante, y una vez que la tenemos limpia, volverla a engrasar para que funcione perfectamente. Al mismo tiempo deberemos observar el grado de desgaste de la cadena para ver si necesitamos cambiar la misma. Por regla general se debe cambiar la misma cada 1000 kilómetros, esto es muy importante ya que una cadena degastada puede provocar graves averías a los piñones y platos de la bicicleta.

Piñones y platos

Al mismo tiempo que limpiamos la cadena es importante también limpiar los piñones y platos y posteriormente engrasarlos.

Limpieza y engrasado cadena y piñones de bicicleta.

Frenos

Comprobaremos el frenado de nuestra bicicleta y miraremos el grado de desgaste de las pastillas de freno. Deberemos ver el recorrido de las manetas de freno y si es muy largo ajustar el cable del freno o si el freno es de disco deberemos rellenar el líquido del circuito. Por regla general cada 600 kilómetros deberemos cambiar las pastillas de freno y revisar los cables del freno o el circuito hidráulico de los frenos de disco.

Ajuste de frenos de bicicleta.

Revisión de ruedas

Debemos revisar que las ruedas estén bien y no tengas ningún radio doblado que provoque alguna deformidad en la misma. Al mismo tiempo revisaremos la presión de los neumáticos y si es necesario la ajustaremos.

Ajuste de tornillería

Realizaremos una revisión total de todos los tornillos de la bicicleta ajustándolos para evitar que estén sueltos y puedan provocar una avería mayor o un accidente. Con una simple llave podemos ir comprobando que todos los tornillos estén bien sujetos y si alguno flojea ajustarlo.

Estas serían las tareas normales que podemos realizar nosotros cada mes para tener la bicicleta en perfectas condiciones. Luego cada 3-4 meses deberemos revisar los siguientes elementos:

Suspensiones

Si nuestra bicicleta tiene suspensión deberemos realizar un mantenimiento de la horquilla y del amortiguador, cambiando retener y revisando el líquido de las mismas.

Ajuste de suspensiones de bicicleta.

Cambios

Si el cambio está muy duro será aconsejable cambiar los cables y fundas del mismo, este cambio es muy económico y muchas veces es el origen de la mayoría e problemas en el cambio. También deberemos revisar el desgaste de los piñones y platos y si fuera necesario cambiar los mismos.

Neumáticos

Las ruedas son fundamentales para tener una buena adherencia de la bicicleta y tener total seguridad en nuestros desplazamientos. Debemos comprobar el desgaste de los neumáticos y su caducidad, para cambiar los mismos cuando sea necesario.

Mantenimiento y sustitución de neumáticos de bicicleta.